Felicidad de 95 Octanos

Nuestro destino se esconde bajo una máscara adverbia, mas no es un lugar, sino un punto de vista.

Cada segundo del día, supone un aprendizaje constante. Cada situación extraña, una experiencia nueva. Como en los videojuegos de toda la vida, cuando nos encontramos enemigos, significa que avanzamos por el camino correcto además de que es inevitable que cada vez aparezcan nuevos enemigos aun más fuertes, ya que los que conocemos, nos acaban resultando sencillos de “eliminar”.

Pasa lo mismo con los problemas en nuestra vida. Podemos tener una temporada alucinante y un día nos levantamos mal, sin energía, cabizbajos… ¿Qué se supone que ha pasado? ¿Tenemos algún problema? En ocasiones es simplemente lo muy acostumbrados que estamos a nuestra vida e inevitablemente, nuestra cabeza nos pide un cambio, una evolución, algo distinto que nos haga crecer, cambiar nuestra rutina o simplemente, ser más felices que ayer.

“La leña de la felicidad se consume, por eso debemos recoger cada día una pequeña porción para que nuestro calor interior no se apague”…6

La vida no acaba cuando nos bloqueamos por estos motivos, sino que comienza. “Todo frenazo es un impulso para salir despedidos a por más.” Así debemos verlo, no como unas arenas movedizas que nos atrapan y nos inutilizan, sino como algo positivo que nuestro cerebro intenta que aprendamos. Es un nuevo enemigo en este nivel de tu vida que, dentro de un tiempo, serás capaz de detectar, diagnosticar y resolver con facilidad.

“LEVEL UP +1″…6

Muchas veces uso esta expresión pero es el claro ejemplo de la lucha, quien no sube de nivel, se estanca en un momento de su vida y tarde o temprano, sus propios demonios contra los que no ha luchado, se harán con el control de todo y no será fácil volver atrás.

Reflexiones breves de antes de acostarme. Como siempre, escrito del tirón sin pensar ni corregir. Pasad buenas noches y enfrentaros al nivel que os espera mañana, pues os hará felices!

symbol_brainlife

– Imagen de Cabecera de: Frostwindz (Deviantart)

3 comentarios en “Felicidad de 95 Octanos

  1. Muy de acuerdo, como de costumbre. Suele pasar que cuando no hay movimiento, nuestra vida está normal, sentimos cierta necesidad de emoción, por eso, a veces, nos levantamos con esa sensación de estar más abajo, pero nos sirve para analizar nuestra ubicación actual y cambiar de ruta o continuarla, dependiendo de si nos está llevando o no a donde queremos llegar, ¿no te parece?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s