Cuba Día 17 – 29 de Mayo:

Poca cosa augura el día de hoy, algo de nervios quizás… Hemos desayunado sobre las 10:00 y nos hemos quedado un rato en el hall charlando y tomando café. De nuevo a la habitación, dónde hemos estado casi todo el día.

He bajado a leer un rato en la cafetería dónde ha aparecido una chica de unos 19 años, parecía brasileña, muy delgadita, mona, con su niño de dos años siguiéndola. Ella iba con el movil en la mano, se me ha acercado y me ha pedido sentarse junto a mi, la verdad es que ocupo sólo un sitio de una mesa de cuatro, así que sin problema les he dicho que se sentasen. Ella ha seguido con el teléfono durante unos cinco minutos hasta que no encontraba a su hijo, que había decidido irse de aventura. Yo desde el principio lo veía venir así que desde que se sentaron no dejé de mirar al niño y seguir sus pasos (ni que yo fuera su padre o este fuese mi problema…). En cuanto ella levantó la cabeza y asustada empezó a mover la cabeza buscando al niño aventurero, simplemente tuve que señalar dónde estaba el niño, a unos cuatro metros, detrás de una mesa dónde se encontraba una pareja de franceses que estaban haciendo muecas juguetonas con el niño.

Pronto me di cuenta que esto iba a ser un horror, en cuanto le vio, volvió a bajar la cabeza… Responsabilidad máxima!!! El niño un bicho la verdad, subiéndose a las sillas (incluso ocupadas por otras personas) y la madre ni caso, habiendo pasado veinte minutos de estrés por querer hacer algo, ya que veía que el niño la iba a liar, vi que la madre se levantaba e iba a buscarlo, fue una forma de resetear la historia y, vuelta a empezar… Cabeza abajo y niño explorador. Bueno decidí pagar e irme para la habitación a descansar (descansar era la excusa… Me paso el día sentado o tumbado)

Cuando subí me di cuenta de que faltaban cuarenta minutos para que cerrasen el restaurante, ya era la hora de la comida. Previne a mi madre y diez minutos después estábamos bajando al comedor para disfrutar de un sándwich cubano o algo por el estilo. Café en la terraza del hotel, dónde han tardado veinticinco minutos en tomarnos nota 😳 y de vuelta a la habitación.

De momento la tarde la estoy pasando con mi madre cada uno en su cama, leyendo y viendo la televisión. Algo nerviosa por mañana pero más tranquila que cualquier día de esta semana pasada.

No paro de leer, libros que me traje, las páginas amarillas cubanas… De vez en cuando me conecto a internet para ver si alguien me ha escrito o para subir alguna foto a instagram. Pero poco más, espero ir a dar una vuelta en un rato.

También me he dedicado a escribir historietas y este post en las notas de mi movil. Me entretiene mucho escribir lo que pienso, últimamente mi cabeza no deja de explayarse a la hora de expresar dos ideas de mi cabeza.

Al final hoy no he salido del hotel mas que para el café en la terraza…

He pasado el resto de la tarde en la habitación viendo películas, hoy hemos vuelto a ver 27 vestidos, hace unos días la vimos también 😁 después he decidido bajar al hall a leer un rato, la verdad que muy entretenido hasta que me he conectado y he empezado a hablar con Gonzalo (gonpro, seguidor de este blog ☺️) tras una hora de conversación, que me vino genial por cierto, me subí a avisar a mi madre para bajar a cenar.

Ya cenando hemos empezado a comentar la “sangre” de algunos camareros, no era sobre temas racistas como alguno puede pensar, era más en cuanto a la sangre que le ponen al trabajo o lo espabilados que son. Hay uno en concreto que hay que chasquearle los dedos casi en la cara para que reaccione, no estoy seguro de si es por pasotismo y pereza o porque realmente le cuesta estar concentrado. Sus respuestas son cortas y ambiguas, cuando no sabe algo dice que no, “¿os quedan natillas de postre?” Te responde un no. Preguntas a alguien más y te las trae enseguida… 😳 de ahí mi duda, o se le olvidan las cosas o pasa de moverse.

Bueno al final conseguimos las natillas y las comimos, aunque más que natillas era gelatina, el otro día me la sirvió una camarera majísima que al menos te da conversación y te mira cuando intuye que quieres pedir algo. Esa natilla era semi líquida, amarilla, rica… Una natilla normal y corriente, pero natilla. Lo de hoy era un poco WTF! 😩

Por hoy es suficiente creo… Aunque tampoco hemos hecho nada más, terminar una película al subir a la habitación y a dormir que mañana tenemos médico ☺️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s